miércoles, 22 de junio de 2016

¿Un Ateneo ágrafo?


Se suceden en nuestro Ateneo exposiciones de dibujos, pinturas o fotografías realizadas por sus socios; escuchamos cotidianamente, aquí también, diversas composiciones musicales compuestas o interpretadas por socios o gentes del entorno. Pero no leemos casi nada escrito por nosotros. Ni poesía, ni relato, ni ensayo, ni  opinión o comentario… ¿Por qué?
A las escasas opiniones vertidas en este blog, casi todas en el ámbito de la copafilo no recuerdo nunca (o casi nunca otra vez) que hayan sido replicadas o comentadas. ¿Por qué ese pudor en el ámbito literario o de las ideas, en expresarnos por escrito?
Os recuerdo nuestro manifiesto fundacional:

“Queremos construir un lugar que sea: 

Espacio de intercambio y de contraste

Claustro de reflexión

Laboratorio de ideas

Taller de creación

Imprenta de las letras

Plaza de expresión

Un lugar para todos y de nadie.”

 ¿Lo estamos cumpliendo? Es sabio callarnos y no enturbiar el deseable silencio si no tenemos nada nuevo, bello o inteligente que decir pero también debemos expresarnos pues estamos vivos y solo así se construye cultura.
Este blog me parece un instrumento útil y fácil para dar salida a nuestras creaciones literarias o ensayos, por modestos que sean, y si hay uno mejor busquémosle. La CopaFilo o el Club de los libros pueden ser idóneos para promover esta actividad pero a todos nos concierne y todos tenemos acceso directo al blog para poder hacerlo sin intermediarios.

Estas palabrillas tenía yo escritas hace tiempo; la pereza me hizo demorar su publicación pero al llegar hace unos días al Ateneo me encuentro con la sorpresa de la aparición de la Gazeta. ¡Albricias, no somos ágrafos! ¡Enhorabuena a los que la han hecho posible!  Iba ya a tirar a la papelera ese comentario cuando pensé que una y otra actividad no son incompatibles. Incluso una se puede nutrir parcialmente de la otra. Mi propuesta es menos institucional, más directa e inmediata: no ocultes lo que tienes escrito o en la cabeza, súbelo a nuestro blog; comenta lo que otros hayan escrito,…

El curso acaba y ya es tarea para el próximo; ahí dejo la invitación.
¿Alguien me habrá leído? 


P.D.: el Ateneo no puede ser ágrafo, que no es humano, solo sus socios

Antonio Domínguez Camacho

4 comentarios:

gerardo grau dijo...

Pues sí, el Ateneo de Mairena es básicamente un lugar ágrafo, un lugar lúdico, sensorial y con ecos de voces pero sin dejar nada al resto de los humanos. Pienso que es muy pertinente tu observación y debe entrar en el debate de los grupos y ateneistas en general : "Ateneo para qué"

gerardo grau dijo...

Pues sí, el Ateneo de Mairena es básicamente un lugar ágrafo, un lugar lúdico, sensorial y con ecos de voces pero sin dejar nada al resto de los humanos. Pienso que es muy pertinente tu observación y debe entrar en el debate de los grupos y ateneistas en general : "Ateneo para qué"

manuel dijo...

Coincido contigo, Antonio, en que la Gazeta y el blog no son incompatibles. Son complementarios
Pienso que la falta de publicaciones en este medio es por desconocimiento del mismo. Desde que soy socio del Ateneo he podido comprobar la clarividencia y brillantez de la mayoría de sus miembros, ahora bien, así como unos prefieren su blog particular para exponer sus ideas o en las redes sociales, otros se inclinan por el papel. Y estoy totalmente de acuerdo con Gerardo en que el debate debería ser colectivo.
Intentémoslo

Paloma dijo...

¡Uf, hermanito! ¡Ahí le has dado! ¿Y a mí me lo preguntas...? Dejemos pasar el verano, que reposen nuestros cuerpos y sus mentes y retomemos tan doloroso tema, al menos para mí. Pero que no caiga en el olvido. En septiembre, con la rentrée estaré al quite.